Los peligros de tener un amor imposible.

Los peligros de tener un amor imposible.

Los peligros de tener un amor imposible son muchos.

Muchas veces escribimos por aquí algunas frases nostálgicas, algunas palabras que nos hagan olvidar las desventajas de tener un amor imposible. Pero conviene también tener presente que en ocasiones podemos perder el control y depender emocionalmente de alguien. ¿Merece esa persona nuestra dependencia? ¿estamos seguros o deberíamos acabar con ello? Estas preguntas son clave para decidir y para optar entre seguir intentando algo que parece imposible, o desistir y ponerse a salvo.

La principal dificultad del amor imposible va a ser enfrentarse a la realidad. El refranero es muy sabio y muchas veces hemos oído todos que «el amor es ciego», y quien más, quien menos todos sabemos que así es. El amor nos ciega, no nos deja ver la realidad, y si estamos ante un imposible podemos obsesionarnos en conseguirlo de todos modos. Sin ver ni darnos cuenta de que lo que perseguimos está, ciertamente, fuera de nuestro alcance.

Los riesgos de tener un amor imposible

Obsesionarse por un amor imposible puede perjudicar la salud.

Puede parecer excesivo pero no lo es. La salud psicológica es muy sensible a los desencuentros amorosos, y si bien es cierto que muchas veces vale más una retirada a tiempo que una derrota a destiempo, en el caso de los amores imposibles viene a ser algo fundamental.

Obsesionarse, tener problemas de ansiedad o depresión, puede ser gravemente perjudicial, además de dejarnos secuelas. Y lo que es peor, nos costará mucho tiempo recuperar la autoestima y confiar en los demás, algo que nos va a alejar de las personas que se nos crucen durante ese tiempo en nuestro camino. Personas que, tal vez, eran mucho más apropiadas y merecían nuestra confianza.

Pero no hay que desesperarse. Si algún amigo te advierte de que tu amor es imposible, hazle caso. Escúchale. Los consejos de tus amigos suelen ser siempre los mejores, y vale más mantener la salud psicológica dejando escapar un amor que realmente vemos que era imposible.

Comments

comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *